Leonoticias

img
Autor: beatrizabogaleon
MEDIACION: EL PODER DE LA COMUNICACION
img
beatrizabogaleon | 22-03-2017 | 3:54| 0

Hola a todos leonoticier@s:

Hoy vengo a hablaros de la mediación, pero no desde la óptica purista del término, sino desde la sencillez de entenderla como una herramienta que yo utilizo mucho en mi despacho, sobre todo en temas de familia (entiéndase por tales todos aquellos relacionados con rupturas sentimental con o sin hijos, herencias, empresas familiares….y un sin fin de ellos más) en los que el conflicto suele estar bastante enquistado a consecuencia de pequeñas gotas que terminan por hacer rebosar el vaso de la paciencia.

Pues bien, me centraré en temas de rupturas de pareja por simplificar el planteamiento:

Cuando alguien sin paciencia llegan a mi despacho con su interminable lista de detalles anotados sobre la actuación del padre o madre de sus hijos, detalles que podrían resultar insignificantes jurídicamente, pero de una trascendencia e importancia vital para el desarrollo de la vida de los pequeños, siempre me planteo si me pongo la toga o me remango la chaqueta. Y os digo esto, porque soy de las que pienso que uno debe ponerse la toga cuando sabe que el Juzgado te va a dar una solución, cuando sabe que poner en marcha la maquinaria judicial va a poder ayudar a quien acude a ti desesperado o, en suma, cuando la necedad del contrario no te deja más remedio. Para el resto de casos, yo, me arremango la chaqueta, y le digo a mi cliente: tenemos que intentar hablar.

Hablar, ese verbo que parece insignificante pero que tiene un peso que silencia una sala. Hablar? hablar de qué? yo con el (o ella) no tengo nada de que hablar, a mi que me lo diga un Juez!!  respuesta común ante mi propuesta, pero como profesional no puedo cesar en mi empeño, he de hacerle ver que el dialogo (en determinados supuestos) soluciona mucho más que el Juzgado, que el Juez tiene mucho trabajo como para que le planteemos: “mi ex mujer no le pone al niño la cazadora cuando salen de baloncesto” o “mi ex marido le da chucherias a mi hija entre semana”….y así hasta el infinito. ¿Tiene un juez que estar reprendiendo a los padres o aconsejándoles como educar? NO! ¿No somos todos adultos para tener hijos? pues tendremos que serlo también para limar asperezas cuando decidimos romper nuestros matrimonios.

Y ahí entra la mediación como herramienta que nos ayuda a abrir la puerta para que las personas tomen las riendas de sus vidas y comiencen a darse cuenta de que deben responsabilizarse de sus actuaciones y por lo tanto poner los medios para solucionar estas cosas por si mismos, dando ejemplo a sus hijos. Los mediadores somos facilitadores de la comunicación, nuestro trabajo es ayudar a que las personas hablen y se den cuenta de que, a veces, sin querer, estamos chinchando al otro, y que esto está mal y crea enfrentamiento, o que si estamos enfadados con el mundo debemos pasar la pagina de los rencores para abrir una nueva en la que solamente estén las cosas que tienen que ver con nuestros hijos.

Parece que ahora en León comienza a hablarse de los planes de parentalidad, eso que los catalanes ya llevan incluyendo desde hace un montón de tiempo en procedimientos de familia, ya sea de mutuo acuerdo o contencioso. Un plan de este tipo no es más que un instrumento para concretar la forma en la que ambos progenitores piensan ejercer sus responsabilidades parentales, detallándose los compromisos que asumen respecto a la guarda, el cuidado y la educación de los hijos, y sinceramente me encanta que se reflexione sobre todas estas cosas, lo veo super aconsejable para padres que llevan unos años divorciados y que han convertido a sus hijos en el correo (dile a tu madre que… dile a tu padre que....), esos que han perdido toda la capacidad de dialogo y comunicación con el otro. Podemos hacer uno de estos planes utilizando herramientas que mezclan mediación, intención, ganas y sobre todo, amor por los niños, te apuntas???

Todo se puede mediar porque todo se puede hablar. Las palabras sanan, aunque sean reproches, porque ayudan a cerrar heridas, a pedir perdón y a mirar al futuro desde otra perspectiva.

Si quieres saber más de mediación, o te interesan los planes de parentalidad, llámame al 637737772 y lo comentamos.

Hasta el próximo miércoles.

Beatriz Ruiz

Más cositas sobre la mediación y sobre mi trabajo en abogaleon.es

Beatriz Ruiz

Ver Post >
CLAUSULA SUELO: AUN NO HAS RECLAMADO?
img
beatrizabogaleon | 15-03-2017 | 12:52| 0

Buenos días leonoticier@s!

Hoy vuelvo al ataque con el tema de las reclamaciones de las clausulas suelo incluidas en las hipotecas de muchos de los clientes de distintas entidades bancarias que necesitaban financiación para comprar su vivienda habitual.

Y vuelvo sobre el tema porque me llama la atención el hecho de que, a estas alturas de la controversia y con todas las noticias que han salido en prensa desde que se dictase la famosa sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2.013, muchos clientes que pasan por mi despacho para informarse sobre esta cuestión no conocían que habían firmado la famosa clausula de invariabilidad de los tipos de interés mediante la cual se encasillaba el porcentaje de lo que pagarían en caso de una bajada de los tipos, tal y como sucedió a partir del año 2.009, entre porcentajes que van desde el 2,5% y el 4% (en la mayoría de los supuesto, aunque hay suelos más elevados), con lo que sus hipotecas pasaban a ser de tipo fijo a pesar de haberlas pactado como variables.

Así las cosas, esta entrada es para todos aquellos que formalizaron una hipoteca con BANCO CEISS (antigua Caja España), Banco Popular, Liberbank, BBVA, Cajamar, Novagalicia Banco,  Banco Sabadell (entre otros) y su objeto es aconsejarles que revisen sus escrituras de préstamo hipotecario para salir de dudas sobre si el banco les coló el gol, puesto que de ser así, tienen que reclamar la nulidad de la clausula suelo y la devolución de los importes indebidamente abonados. Como formula sencilla para detectarlo, un indicador evidente de que en tu hipoteca se incluyó clausula suelo es que llevas pagando la misma cuota desde el año 2.009 (aproximadamente).

Son muchos los clientes que no saben como afrontar la reclamación extrajudicial y no quieren conocer el contenido RDL 1/2017 por el que se articula como debe reclamarse, extremo que me parece normal, no todos tenemos que saber de todo, para eso estamos los profesionales, para poder asesorar sobre cómo y de que forma proceder ante esta situación, por lo que os doy una solución sencilla: llamarme a ABOGALEON (tlf 637737772) y revisaré vuestras escrituras de forma gratuita.

No esperes más, juntos recuperaremos tu dinero.

Estas y otras cositas en www.abogaleon.es

Hasta el próximo miércoles.

Beatriz Ruiz

Abogado y mediador en conflictos familiares

637737772

 

Juntos recuperaremos tu dinero

ABOGALEON

 

 

Ver Post >
EN MI HUMILDE OPINIÓN: PERSONAS VALIENTES
img
beatrizabogaleon | 08-03-2017 | 6:15| 0

Hola Leonoticier@s:

Hoy me aparto de lo jurídico porque no todo va a ser trabajo en esta vida, y me permito la licencia de escribir esta entrada en el Día Internacional de la Mujer y es que, claro, resulta evidente que yo soy mujer, pero sinceramente me da un poco igual, porque eso no es solo lo que me define.

Parto de la base de que no soy mucho de estas cosas de que tengamos que tener un día especial por el hecho de ser hombres, mujeres, unicornios  o flores rosas, me parece, más bien, que todos los días son días para todos, que lo que nos diferencia nos hace grandes si respetamos y valoramos a los demás, y que lo que debemos pensar no es tanto en que sexo nos tocó o elegimos tener, sino en SER VALIENTES.

Me encanta ir en el coche al cole con mi peque por las mañanas y preguntarle: piqui, ¿qué somos?, me paro a escuchar y, a la la vez y al unisono, gritamos nuestro mantra: VALIENTES! quiero que se le grave a fuego en su pequeña cabeza llena de princesas y de cosas de niñas de 6 años que lo que importa en la vida no es si eres chico o chica, alta o baja o fea o guapa. Quiero que crezca sabiendo que lo que la hará fuerte no es lo que logre, sino lo que aprenda mientras lo intente. Quiero que entienda que fallar nos pasa a todos y que a veces tiene que salir mal para que luego salga bien. Me gustaría enseñarle que no tiene que ser mejor ni peor que sus compañeros niños, tiene que ser simplemente VALIENTE para  plantar cara (si hace falta) o para ayudar si alguien lo necesita.

Que poco me gusta eso de estratificar a las mujeres y a los hombre, que manía de poder etiquetas a todo, parecemos el instagram! a mi lo que me gusta es la gente, pero la gente de verdad, y me gusta porque cada uno tenemos el poder de ser lo que nos da la gana, la pena es que a veces se prefiere ser infeliz y borde antes que ir por la vida sonriendo a los demás o siendo educados, ¿por qué alguna gente prefiere transformar en negativo en vez de en positivo? Tal vez soy una feliz de la vida, pero os aseguro que afrontar las cosas con un mínimo de positividad puede hacer que la vida cambie, por eso quiero a mi lado PERSONAS VALIENTES, que se involucren y que vean la vida desde una óptica en la que el respeto, las ganas de superarnos casa día y el ansia de reconstruirnos si las cosas se tuercen sean los pilares de su leitmotive.

Dice un buen amigo que me enseña cosas sobre esto de las TIC que cuando escribes en mayúsculas en la red gritas, pues hoy solo puedo decir SEAMOS VALIENTES, valientes para ser felices, valientes para educar, para dejar ser y para decidir, vivamos la vida sin necesidad de recordatorios.

Y si, soy mujer, pero también soy abogado, madre, hija, luchadora y valiente, no necesito un día que me lo recuerde.

Hasta el próximo miércoles!!

Bea Ruiz

Abogado

Ver Post >
LA PREGUNTA DE LA SEMANA: MI HIJA NO QUIERE CUMPLIR EL RÉGIMEN DE VISITAS
img
beatrizabogaleon | 01-03-2017 | 2:12| 0

Hola Leonoticier@s!

Os planteo el escenario en el que se plantea la pregunta de esta semana:

Raúl tiene una hija que ronda los 12 años de edad. Desde el divrocio con su pareja ha tenido serias dificultades para poder relacionarse con ella ante la negativa de la niña a verle o comunicarse con él de ninguna de las formas, a pesar de que se ha dictado una resolución judicial que reconoce el derecho de visita entre ambos.

En el seno del procedimiento existen sendos informes del Equipo de valoración Psicosocial emitido por el servicio adscrito al Juzgado competente así como del Punto de Encuentro Familiar, gestor de la coordinación de las visitas tras varias intervenciones policiales en el domicilio materno, que analizan el estado de confusión psicológica en que se encuentra la menor al no saber gestionar las emociones derivadas del proceso de ruptura de sus padres, a lo que se une el sentimiento de lealtad hacia su madre, con la que siempre había tenido una estrecha relación, y por último, como la influencia materna obstaculiza el normal desarrollo de la relación padre e hija

La niña ha sido explorada por el Juzgado y manifiesta abiertamente que no quiere ver a su padre, se niega aunque no alega razones de peso para ello, solamente se niega.

Pues bien, en es lo que hay, y así se lo hemos contado, una situación de adultos que termina afectando a una niña que se aferra al no por el no con 11 años y, ante esta situación ¿qué podemos hacer? ¿hasta que punto la opinión de la niña de 11 años es vinculante en la decisión final a cerca de las medidas que determinarán como va a desarrollarse la relación con su padre? ¿tenemos armas procedimentales para darle una solución a Raúl que ve como pierde a su hija?

Debemos de partir de un par de conceptos básicos en relación al régimen de visitas respecto al progenitor no custodio recordando que es principio básico de nuestro derecho de familia ( artículos 39 de la Constitución Española y 154 y 160 del Código Civil ) la protección de las relaciones paterno-filiales, debiendo reconocerse el derecho de todo progenitor no custodio a relacionarse con su hijo y viceversa.

En concreto, el artículo 94 dispone: “El progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o incapacitados gozará del derecho de visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía. El Juez determinará el tiempo, modo y lugar del ejercicio de este derecho, que podrá limitar o suspender si se dieren graves circunstancias que así lo aconsejen o se incumplieren grave o reiteradamente los deberes impuestos por la resolución judicial”.

Ahora bien, como señala el Tribunal Supremo en Sentencia de 21 de julio de 1993el derecho del progenitor que no convive con su hijo a comunicarse con él, llamado tradicionalmente “de visitas”, no es incondicionado en su ejercicio sino subordinado al interés y beneficio de éste“, por lo que, se añade, “puede ser suspendido o limitado” si se dieran graves circunstancias que así lo aconsejen o se incumplieren grave o reiteradamente los deberes impuestos por la resolución judicial”, según dispone el art. 94 aplicable por analogía a la situación de progenitores que no conviven, teniendo uno de ellos la guarda y custodia del hijo“.

En definitiva, para la fijación del régimen de visitas de los progenitores nuestros juzgadores tienen la difícil tarea de intentar equilibrar el derecho que tienen los padres a relacionarse con sus hijos con lo que conocemos como el principio del “Favor Filii” o interés superior del menor que siempre tiene que prevalecer en situaciones como la expuesta.

Pues bien, llegados a este punto, ¿qué soluciones podemos darle a Raúl? tenemos varias soluciones:

1.- Iniciar un procedimiento de ejecución de la resolución judicial en la que acordaron las visitas pidiéndole al Juez que requiera a la madre para que de forma inmediata proceda a dar cumplimiento a lo acordado de acuerdo con lo previsto en el artículo 776 de la Ley de Enjuiciamiento Civil con advertencia de que el incumplimiento puede dar lugar a un cambio en el sistema de custodia y multas coercitivas hasta que se cumpla lo acordado, procedimiento al que la madre puede oponerse alegando que ella está cumpliendo, con lo que tendremos un juicio en el que se debatirán si realmente es el deseo de la menor o la labor de la madre la que está imposibilitando las visitas, juicio en el que se dictará una sentencia entendiendo que procede la ejecución o simplemente que no procede.

Si el incumplimiento de la parte se comprueba y persiste en su actitud podríamos solicitar que se aperturasen diligencias penales por si lo hechos pudiesen ser constitutivos de un delito de desobediencia a la autoridad judicial.

2.- Solicitar mediación intrajudicial o mediación familiar: en aquellos Juzgados que ofrezcan el servicio de mediación intrajudicial nada se pierde por solicitar la intervención de un mediador familiar experto que facilite el dialogo entre nuestro cliente y la madre de su hija.

En este punto conviene recordar a todos los compañeros letrados que los abogados siempre vamos a ser la parte técnica del asesoramiento jurídico de la cuestión, pero hay parcelas de estos procedimientos que no son técnicas, son de diálogo de las partes y tal vez nosotros no estemos formados o simplemente no queramos entrar ahí.

Resulta vital hacer entender a las partes que lo que están haciendo puede perjudicar seriamente los intereses de su hija y para eso están los mediadores, que no son más que facilitadores de la comunicación, su intervención en el presente supuesto podría ser crucial de cara a limar determinadas parcelas personales que tal vez no hayan quedado cerradas entre los padres y que se proyectan en los menores.

Los Jueces de Familia hacen una labor fantástica en este terrero, recuerdan continuamente a las partes que un juicio en este ámbito no es una reclamación de cantidad, pero su labor no es mediar, su labor es dictar sentencia de acuerdo con la prueba practicada y, por lo tanto, no pueden perderse en actuaciones que se escapan de sus competencias.

Confiar en la mediación familiar puede ser una salida para esta pareja, pero no podemos olvidar que depende de las dos partes al ser un procedimiento voluntario para los intervinientes, y ahí está nuestra labor como abogados, una labor de sensibilización con el problema a la vista de que no tenemos muchas más soluciones procedimentales para hacer que la situación mejore.

3.- Instar una modificación de medidas en relación con la custodia en los casos en los que exista sentencia firme y la ejecución no de resultado. En este procedimiento le daremos al Juez la posibilidad de valorar nuevamente la situación, practicar nueva prueba y evaluar la situación de la menor para poder decidir cual es la mejor forma de retomar las relaciones paterno-filiales.

A nivel procedimental poco más podemos hacer, echarle imaginación e irse al caso concreto para poder pulir un poco más el camino a seguir, pero en suma es lo que hay, y esta es una potente arma en manos de aquellos progenitores que desean separar a los niños de sus padres (no hablo de padres y madres, me da igual. El caso es madre custodia, pero también hay padres, custodios y no custodios, que siembran en sus hijos la semilla de la alienación y el descrédito hacia el otro).

Como padres nadie nos da autorización para tener hijos, los tenemos y punto, esa es nuestra decisión y nuestra responsabilidad presente y futura, por lo que no podemos poner en manos de los Jueces aquellas responsabilidades que son personales, ellos no están para eso. Nuestro deber es cuidar y educar a nuestros hijos, y debemos hacerlo en sintonía con quien hemos elegido para tenerlos sin olvidar que los niños tienen padre y madre, sin olvidar que ambas figuras son vitales para su desarrollo (no entraré en casos especiales en los que las medidas deben ser distintas) por lo que merece la pena hacer un esfuerzo de diálogo para darles el mejor futuro a nuestros hijos, porque en suma, los matrimonios se disuelven, pero las FAMILIAS NO.

Lanzo una última reflexión ante la evidencia de que las opiniones de los niños son importantes (que no vinculantes) en los procedimientos de este tipo: ¿puede una niña de 11 años tener el poder para decidir si quiere relacionarse con su padre, o debe ser algo que le venga impuesto por su propia condición de hija? recomiendo hacerse esta pregunta poniéndose tanto en el lado del progenitor custodio, a quien, sin duda a futuro le tocará explicar el porqué de haber actuado así, y en el del progenitor que se pierde unos años trascendentales en la vida de su hijo. Me encantaría conocer vuestras opiniones.

Más sobre estas cosillas y sobre mediación en abogaleon.es.

Hasta el próximo miércoles!!!

Beatriz Ruiz 

Abogado y mediador familiar

Tfl 637737772

 

Ver Post >
LA PREGUNTA DE LA SEMANA: MI EX MUJER CONVIVE CON SU NOVIO EN NUESTRA CASA, QUE PUEDO HACER?
img
beatrizabogaleon | 22-02-2017 | 11:27| 0

Buenas leonoticier@s!

Dice el artículo 96 del Código Civil que ” En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden.

Debe advertirse a quien se acerque a esta materia por primera vez que, tal y como nuestro Tribunal Supremo ha venido matizando en innumerables sentencias, este uso se adjudica para  proteger el interés superior de los menores, que resulta ser el más necesitado de protección en el procedimiento matrimonial ( SSTS 659/2011, de 10 octubre ; 451/2011, de 21 junio ; 236/2011, de 14 abril y 861/2011, de 18 enero , entre otras)

La consulta de la semana viene relacionada con este primer párrafo del 96 y me la plantea Ramón, os pongo en antecedentes:

Ramón esta divorciado desde hace varios años y en la sentencia de medidas definitivas se adjudicó al custodia de su hijo a su esposa, medida que lleva implícita que el uso de la vivienda que fuera domicilio familiar, se les adjudique igualmente a ambos.

Debemos tener presente que sobre la vivienda pesa una carga hipotecaria, los gastos inherentes a la propiedad (seguro multirriesgo, IBI o cuotas extraordinarias de la comunidad de propietarios) que ambos pagan al 50 % y unos gastos ordinarios que paga quien lo usa.

Pues bien, con el paso de los años su ex mujer ha rehecho su vida y su nueva pareja se ha ido a vivir a casa, ¿os suena?,  y ahora Ramón quiere saber si puede hacer algo ante esta nueva situación.

Hasta ahora, dada la respuesta jurisprudencial que se ha venido dando de esta controversia, la respuesta era que poco o nada podíamos hacer, puesto que parecía que el sector mayoritario de la doctrina y la jurisprudencia venía, en la mayoría de los casos, desestimando las modificaciones de medidas que planteábamos intentando extinguir el derecho de uso adjudicado en base a este hecho nuevo argumentando que no podía verse alterada la protección que se pretendía dar a los hijos de la pareja por la concurrencia de una tercera persona que conviviese con el progenitor.

Digo hasta ahora, porque el Tribunal Supremo, en su Sentencia de 19 de enero de 2.017 falla, analizando una situación que ya adelanto que tiene unos parámetros bastante fuera de lo común, que procede la modificación de medidas solicitada acordando una rebaja de la pensión de alimentos que se fijó en la sentencia de primera instancia, por entender que el progenitor custodio y el tercero con el que convive, entendidos como nueva familia, se benefician del uso de la vivienda familiar adjudicada a los niños, y por lo tanto, la contrición del padre debe ser menor:

«…el hecho de que la actual pareja de la demandada, y el hijo de ambos convivan en el que fue domicilio familiar, propiedad de los litigantes, y que por sentencia de la que dimana esta modificación fue atribuida al uso de los hijos habidos y a la demandada, por razón de atribución de la guarda y custodia de los hijos comunes; sí es un hecho nuevo, no meramente coyuntural e imprevisto en su momento, y de entidad suficiente que debe tener su transcendencia en el orden económico, y por lo tanto en la medida económica cual es la cuantía de la pensión de alimentos a favor de los hijos acordada en su día en la sentencia de divorcio de mutuo acuerdo de fecha 30 de septiembre de 2011; y ello debido a que, además de repercutir en la contribución de gastos, tales como los de comunidad de la vivienda -al ser repartidos al 50%-, y los gastos de la empleada de hogar que se computan a los efectos de cuantificar la pensión de alimentos en su día, son gastos estos de los que se beneficia la nueva familia en perjuicio del demandante, ahora apelante, que comparte al 50% la vivienda afectada al uso; lo cual debe tener, por razones de equidad y justicia su repercusión a la hora de modificar la cuantía de la pensión de alimentos de los hijos, en los cuales la vivienda forma parte integrante del concepto de alimentos, conforme el artículo 142 del Código Civil , obligación que recae sobre ambos progenitores, y no solamente sobre el progenitor no custodio; y por lo tanto, al beneficiarse el progenitor custodio con su nueva familia de la ocupación, por uso atribuido a los hijos anteriores de la vivienda, propiedad por indiviso de ambos litigantes, ello debe tener también su transcendencia económica a los efectos de la mencionada contribución del progenitor custodio; por todo ello, y valorando todas y cada una de las circunstancias expuestas, y por concurrir los requisitos exigidos en los artículos 90 , 91 in fine del Código Civil , en relación con los artículos 93 , 145 y 146 del Código Civil , debe cuantificarse la pensión de alimentos a favor de los hijos en la suma mensual de 300 euros por hijo».

Concluye el supremo matizando que: “ Y no lo es en este caso porque este juicio de proporcionalidad en cuanto al caudal o medios del alimentante y necesidades del alimentista se ha aplicado correctamente en función de los datos que se tuvieron en cuenta en el momento de fijarse los alimentos, como son la contribución de ambos cónyuges a los gastos de la vivienda y coste de una empleada de hogar lo que, a juicio de la audiencia, son gastos de los que se beneficia la nueva familia en perjuicio del alimentante, y que motiva que la obligación de pago deba reducirse en razón a la entrada en escena de un tercero que necesariamente debe contribuir a estos gastos, estando como está integrada la vivienda en el concepto de alimentos, y esta argumentación no es irracional ni menos aún absurda para sustituirla en casación.”

Esta nueva solución adoptada por el Supremo nos abre la vía para poder ayudar a Ramón con su solicitud, nos da una nueva esperanza de que esta situación, cada vez más común en las parejas divorciadas, se vaya poco a poco corrigiendo en beneficio de aquellos que pagan sus obligaciones y no pueden hacer uso de sus propiedades. De entrada, como decía, la situación de la pareja analizada es un poco especial por los conceptos que se han tenido en cuenta en la fijación de la pensión, pero nos abre una pequeña ventana que arroja algo del luz al tema.

Termino anotando que comparto que haya que proteger a los niños, son los más importantes en este tipo de procedimientos (lo subrayo y lo re-subrayo), pero considero acertado que nuestro alto tribunal vaya articulando soluciones que paren los pies a los/las que se benefician descaradamente de esta protección legal.

Se abren nuevas posibilidades de defensa ante estas situaciones, esperemos que tengan un recorrido que nos permita equilibrar situaciones.

Si necesitas asesoramiento es esta u otras materias de derecho de familia, búscame en ABOGALEON, “divorcios hechos para hombres”.

Hasta la próxima semana!!

Beatriz Ruiz

TLF 637737772

ABOGALEON

 

Ver Post >
Sobre el autor beatrizabogaleon
Mi nombre es Beatriz Ruiz, Abogado y Mediador en conflictos familiares en León (abogaleon.es). En ABOGALEON podré asesorarte sobre Derecho de Familia (único despacho leonés que ofrece asesoramiento especifico y especializado para los HOMBRES), Derecho Civil general, Derecho Bancario (CLAUSULAS SUELO Y RECLAMACIÓN DE GASTOS), arrendamientos, reclamaciones de dudas..etc. Infórmate sobre las áreas de especialización de ABOGALEON en www.abogaleon.es, a través del teléfono en el 637737772 o enviando un mail a beatrizruiz@abogaleon.es. ABOGALEON "divorcios hechos para hombres"