Leonoticias
img
EL MUNDO ES UNA MIERDA
img
Rigoly | 17-04-2018 | 18:17| 0

6-el-mundo-es-una-mierda

Con este mensaje pesimista del 14 de febrero de 2015 situado en la leonesa calle de Baltasar Gutiérrez no se puede estar demasiado de acuerdo en que el mundo sea una mierda. Es nuestro mundo, el único que tenemos; a pesar de que estemos viviendo en él como si tuviéramos otro para vivir. Esto  mismo ha pensado el que tres años más tarde lo modificó de un modo mucho más optimista:

6-el-mundo-es-una-gran-belleza

Tenemos la suerte de “poseer” un mundo maravilloso, de una gran belleza, que nuestros antepasados nos han dejado en buen estado de forma y que según los expertos poco a poco, los actuales pobladores, lo vamos deteriorando con abusos industriales al servicio de una economía global que controlan unos pocos.

En nuestro actual mundo podemos hacer muchas cosas maravillosas. Basta con tener la inquietud necesaria y suficiente. Quizás esto es nuestro mayor problema: nunca encontramos el momento para hacer cosas que nos gustaría y aparcamos proyectos para mejores momentos de la vida que casi nunca llegarán. Sin duda es más sencillo adoctrinar nuestra conciencia y afirmar:el mundo es una mierda.

Sólo cuando vemos peligrar nuestra existencia, ya sea por una enfermedad o un grave accidente, comenzamos a ver la vida desde otra perspectiva. Vemos un mundo con infinitas posibilidades y sólo pensar en el simple hecho de perderlo todo en un instante nos hace replantear la vida.

Comenzamos a modificar ese mundo de mierda para convertirlo en un mundo fantástico. Mágicamente encontramos la fuerza necesaria para comenzar sino una nueva vida, sí una muy distinta. ¿Por qué esperar a una tragedia para cambiar de ruta? ¿Por qué necesitamos ver las orejas al lobo? ¿Por qué?

Creo que la respuesta es muy sencilla, quizás demasiado sencilla: porque somos humanos y como dice jocosamente @diostuitero“al fin y al cabo, tampoco se nos puede pedir demasiado: estamos hechos de barro”.

GEOLOCALIZACIÓN:

Ver Post >
ÉCHALE UN PAR
img
Rigoly | 01-05-2016 | 08:37| 0

No es la primera vez que en esta valla publicitaria de la leonesa calle Reino de León se pueden observar mensajes tan variopintos como este. Desde luego, los huevos fritos pintados y coloreados con cierta maestría se me antojan bastante apetitosos al igual que lo será para el resto de peatones que paseen por la calle.

Cada día está más claro, que en esta nuestra sociedad actual, no se puede vivir si no le echamos un par de huevos e incluso en ciertas ocasiones: cojones. Según están las cosas o más bien, según hemos dejado que estén las cosas o nos pongan las cosas  o igual tenía que ser así, para vivir necesitamos echarle agallas y arresto a la vida. A casi todos nos permiten sobrevivir, pero vivir… Ufff.

Échale un par  para trabajar en lo que sea, a cambio de un salario cada día más indigno.

Échale un par para llenar el depósito de gasolina al son de unos precios del crudo que no sabemos de dónde vienen aunque nos lo digan constantemente.

Échale un par  para gastarse 50 euros en la compra cuando no hace mucho 5000 pesetillas te daban para lo mismo y era una fortuna.

Échale un par para ver la televisión, escuchar la radio o leer la prensa. Sin duda, una de las mejores opciones es sobrevivir en la ignorancia y quedarse con lo mejor de las emisiones: ¡los anuncios!

Échale un par para comprobar como personas que se dedican a la cosa pública se convierten en personajes que se dedican a sus cosillas.

Échale un par para “dar estudios” a un hijo o a dos, (pocos valientes se atreven a más) y pagar libros, material, ropa, academias, matrículas o máster normalitos a partir de 5 cifras de euros.

Échale un par  para pagar tantas cosas que hace tan solo una década ni existían y ahora se nos hacen imprescindibles.

Échale un par  para sonreír y sobre todo, échale muchos pares para reírse a carcajadas de los que parecen se ríen de nosotros porque nada mejor que reírse de uno mismo.

Échale un par  de huevos y en las ocasiones oportunas: ¡échale cojones, aunque no sean pares!

GEOLOCALIZACIÓN

 

 

Ver Post >
LOS CULPABLES DE LA CRISIS VIAJAN EN YATE, NO EN PATERA
img
Rigoly | 24-04-2016 | 15:16| 0

Un servidor ni ha viajado en yate ni en patera, creo que al igual que la inmensa mayoría de las personas y peatones que compartimos este territorio, país, nación, patria, reino o estado (tenemos términos para todos los gustos).
Entonces… ¿Quién es el culpable? Me temo que es una de esas preguntas sin respuesta o con demasiadas respuestas. Cada uno tiene su culpable, según el calidoscopio con el que se mire y según nos haya influido personalmente la crisis.

Para unos son los políticos en general y nuestro paisano Zapatero en particular. Siguió pagando el cheque bebé y no sé cuántos gastos sociales cuando el papá Estado ya ni tenía para pañales. No supo ver “la que se avecina”. En cualquier caso, una persona sola, aunque sea el Presidente no puede ni debe ser el único culpable aunque lo hayamos convertido en el malo de la película. Eso va con el cargo.

Por otro lado, podemos buscar otro culpable: la banca. Tan sólo tenemos que echar la mirada seis años atrás para recordar cómo esos señores banqueros con corbata te buscaban con o sin los 15 puntos del carnet para ofrecerte la mejor oferta posible e imposible de rechazar: dinerito “low coast” para gastar más que para comprar. Y fácil de devolver aunque ahora muchas familias le resulta imposible. ¡Con lo complicado que lo vemos ahora todo, que sencillo parecía entonces!

Pero no es menos cierto, que parte de la sociedad, ve en los inmigrantes venidos de decenas de países a procurarse una vida que en sus países de origen ni siquiera podrían imaginarse, los culpables de nuestros actuales males económicos. Cuando había trabajo para todo el que quería trabajar porque había dinero para todo el que lo pedía, nos sentíamos solidarios de poder acogerlos entre nosotros. Trabajaban donde nosotros ya no queríamos trabajar, y pagaban la seguridad social como cualquier español que siente la sangre del El Cid correr por sus venas y además tenía muchos hijos que serían nacionales y que en un futuro sustentarían un sistema social imposible de sostener con las aportaciones únicas de los “cristianos viejos”. En la actualidad, las cosas han cambiado y se ve al inmigrante más como un problema que como una solución.

Está claro, que cuando hay, hay para todos, pero cuando escasea sólo hay para nosotros. Es la condición humana: “lo mío es mío y lo tuyo es nuestro”.

Afortuna o desafortunadamente nos quieren convencer que ya estamos saliendo de la crisis. Deseamos que sea cierto. Amén a los datos macroeconómicos que advierten que en un par de años volveremos a un estado de bienestar medio y podremos gastar a manos llenas lo que tenemos y lo que no tenemos para después volver a sufrir otra crisis y así hasta que la muerte nos separe. Pero tranquilos, podremos seguir viendo la paja en el ojo ajeno y nos sentiremos siempre inocentes porque ni hemos viajado en yate ni en patera. Los culpables son los demás.

Ver mapa más grande

Ver Post >
Sobre el autor Rigoly
Las paredes te hablan: solo tienes que mirar con ojos de mirar para escucharlas. Recopilación de mensajes y pintadas callejeras con alguna reflexión reflexionada